La británica Jade Goody murió durante el fin de semana víctima de un cáncer de cuello de útero que se declaró terminal hace pocos meses.

Jade Goody había saltado a la fama en Gran Bretaña tras haber participado de Big Brother, en donde se dio a conocer como una muchacha problemática, con un pasado terrible y muy carismática. Jade Goody fue la primera concursante de Big Brother – en todo el mundo – en mantener sexo delante de las cámaras.

Además, Goody fue expulsada de Big Brother por el voto popular tras haber realizado comentarios racistas contra una concursante de origen indio.

Pero el peor momento en la vida de Jade llegó cuando, mientras se encontraba en Big Brother India como invitada, recibió una llamada que le confirmó que sufría cáncer y que debía abandonar el concurso.

Fiel a su perfil mediático, Jade Goody comenzó a vender los derechos por las exclusivas de su boda, su bautizo e incluso intentó vender su muerte, aunque no llegó a hacerlo. Según ella, sabiendo que iba a morir, pretendía con ese dinero garantizarles un futuro a sus dos hijos.

Jade Goody murió mientras dormía y ahora es recordada por miles de admiradores en Gran Bretaña.

¿Piensas que hizo bien Jade Goody en vender los últimos momentos de su vida para darles un futuro a sus hijos?

Vía: PrensaCorazón